Dickens y el club Pickwick

Acabo de cerrar la contraportada de “Los documentos póstumos del club Pickwick”, una de las primeras obras de Charles Dickens, escrita cuando contaba con tan solo 25 años. La innumerable bibliografía de Dickens, ha sido reproducida en todos los formatos posibles, siendo las historias que cuenta reconocibles por todos nosotros, pero hasta la fecha no había leído una de sus obras principales, quedándome maravillado por la calidad del escritor a una edad tan temprana. Pero que digo, ni que tener una edad u otra hubiera supuesto algún tipo de impedimento a lo largo de la historia, a la hora de escribir esas inigualables joyas que ha alumbrado.

En este volumen, se esconden maravillosas frases que muestran muchas particularidades de la idiosincrasia humana, así como detalladas descripciones, retratos exactos, que nos presentarán de manera magistral ambientes, personalidades, situaciones; haciéndonos ver, oír, oler, sentir en suma, con todos los trances representados en la obra.

Toca multitud de temas. Por ejemplo de los filósofos dirá – “todos lo son cuando tienen poco que hacer y menos que sacar…”- o – “los filósofos son solamente hombres con armadura. Esa afrenta le alcanzó traspasando su coraza filosófica, hasta el mismo corazón…”

Sobre los comportamientos y relaciones humanas nos regalará frases de la categoría de – “las lágrimas nunca dan cuerda a un reloj, ni hacen marchar una máquina de vapor” – otra lacrimógena -“las lágrimas no son las únicas pruebas de la miseria, ni las mejores”. Por lo que veo, gran conocedor de amoríos- “el hombre es fuego, y la mujer estopa, y luego viene el diablo y sopla”- o sobre las ocultas y aviesas intenciones – “cuando un hombre sangra por dentro es cosa peligrosa para él; pero cuando ríe para adentro, no promete nada bueno para los demás”

El atribuir cualidades humanas a cosas inanimadas es cosa sabida y usada con frecuencia, pero hacerlo a algo tan indeterminado como el horizonte…- “se detuvo y tomo aliento despacio, mirando la perspectiva como si la perspectiva hubiera de sentir mucha gratitud por tenerle a él observándola”

Que mejor manera de describir a esas cantidades de personajes sin utilidad aparente que pululan por numerosas instituciones que – “laboriosamente atareado en parecer todo lo atareado posible”. O de pronto te asalta con un frase que te arranca la mas franca de las sonrisas – “había escrito un libro entretenidísimo sobre derecho testamentario”- un fiestón, vamos.

Impactantes descripciones de espacios, más propias del país de la Alicia de Carroll, “la sala de espera era incomoda, no sería sala de espera si no lo fuera; parece haberse metido por su pie una ambiciosa chimenea de cocina… esta amueblada con un reloj, un espejo y un camarero vivo…”

En esa época los defensores de los animales no tenían mucha ascendencia -“el burro, parecía, por su aspecto meditativo y desesperado, estar proyectando el suicidio” – o – “el cochero, con gran humanidad, empleó su ocio en darle latigazos en la cabeza, conforme el principio médico de la contrairritación” -(al caballo)

 “Encantadora joven de no más de cincuenta años” – en ese decimonónico periodo no es que fuera una zagala. O -“poseía unos dientes en tan perfecto orden que era difícil, a poca distancia, distinguir los verdaderos de los falsos”- ¡ah!, los odontólogos de entonces. ¿Y qué tal esta?- “Se desahogó con un extraordinario sonido que, no siendo gemido, ni gruñido, ni bostezo, ni refunfuño, parecía participar en cierto modo del carácter de las cuatro cosas”- ¿puedes oírlo?

Y numerosas sentencias más, que insertadas en una trepidante historia, forman un conjunto que te hará pasar un rato sublime disfrutando con la pericia literaria de uno de los grandes maestros de la literatura universal.

4 comentarios sobre “Dickens y el club Pickwick

  1. Es una de mis novelas favoritas. Una novela muy hermosa sobre la forma de ver la realidad y la manera de caricaturizarla. Por azar o por destino tuve que prestarla, y, para mi mala suerte, no me la devolvieron. Ya la estaré encontrando de nuevo, o bien ella me encontrará a mí. Saludos!!!

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s