Kanohi, reflejo del amor

Al salir del supermercado no pude por menos que dirigir la mirada a un cartel que estaba justo en la entrada. Era el letrero por el cual se buscaba a alguien que quisiera hacerse cargo de un desvalido gato. Aparecían dos imágenes, una en la que se podía apreciar el lamentable estado en el que fue recogido el animal y otra, en la que se mostraba el estado actual del felino, ya mucho más recuperado. Una maravillosa y sabia frase aderezaba las impactantes imágenes.

¿O no es verdad que el amor, en forma de cuidados y mimo, era lo que había hecho el milagro, lo que había metamorfoseado para bien el aspecto del animal, el que había hecho desaparecer el lastimero maullido de su boca, retraer las uñas amenazadoras, y que había hecho cobrar color a su ojo, al único ojo que le  quedaba, después de haber sufrido y sentido hasta lo más hondo la pérdida del otro en quien sabe que lance…?  

¿No hemos aprendido que el amor es el mayor bálsamo para todos los sufrimientos, y la medicina con la que se consiguen los mejores resultados? Multitud de ejemplos glosan esta aseveración. Lo primero que interioriza el labriego es que cuidando sus cultivos, evitando que se llenen de mala hierba, regando su campo cuando observa necesidad, es la manera de asegurar la fecundidad de sus tierras. Que la diferencia entre un educador con mayúsculas o un mero impartidos de conocimientos, no son los conocimientos impartidos, sino la atención, la dedicación, la preocupación, el interés por los alumnos, ese sentimiento en el cual ellos perciben que son importantes para su mentor, amor que es correspondido con los mejores resultados. Que la rehabilitación es el máximo éxito a que puede aspirar cualquier institución carcelaria, siendo esta pudiendo ser solo alcanzada generando unas condiciones vida dignas, ofreciendo esperanza y mostrando un camino realizable para conseguirlo. ¿Alguien se cree que con violencia, desprecio, dejación o denigración puede ser conducido cualquier ser humano, que los mismos atributos que han llevado a alguien a albergar odio, inquina o maldad en su cuerpo, puedan servir para sacar a nadie del pozo donde ha caído…?

Amor, actitud y sentimiento que hace sacar de cada uno lo mejor y que a base de minúsculas pero valiosas acciones, va transformando este mundo en algo mejor y más habitable, ¿no merece la pena?

5 comentarios sobre “Kanohi, reflejo del amor

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s