Motivación, la poción mágica

Según Maslow, con su famosa pirámide, explica este fenómeno como la búsqueda de la satisfacción de diferentes necesidades, desde las más simples situadas en la base hasta las más complejas y metafísicas de la cúspide. Divide la figura en 5 fases y se va ascendiendo por la figura conforme se ven satisfechas las necesidades de los estados inferiores. Estas etapas son, por orden de cumplimentación, las necesidades fisiológicas, de seguridad, sociales, reconocimiento y por último, autorrealización.

piramide-de-maslow_bg

La motivación, ese resorte misterioso que te empuja en tu devenir diario, y que cuando se acaba, te engulle en las penumbras de la depresión, en la abulia más degenerativa o incluso en la muerte cuando se le unen los problemas corporales o de senectud. Las más magnas y vastas empresas, las que han diseñado el mundo tal y como lo conocemos actualmente (guerras, revoluciones, propagación religiosa y de ideas,…), han sido posibles gracias al empuje desinteresado del pueblo llano participante.

Cuánto hubieran dado todos los adalides del mundo por haber encontrado el resorte con que activar y tener la capacidad de transmitir ese mágico impulso a sus huestes, o quizás fueron líderes porque lo vislumbraron a lo lejos. Fueron capaces con sus discursos, de hacer olvidar los miedos que cada contendiente anidaba en su interior, ese innato sentido de supervivencia que le prevenía contra entregar lo más preciado que tenía, su vida. Arengas con las que conseguían que su sacrificio tuviera sentido en beneficio de un sagrado bien mayor. Pero posiblemente, el más poderoso empuje era el que se obtenía del ejemplo de su compañero, de quien luchaba coco a codo con él, de quien comía su mismo rancho y a quien le calaban las mismas gotas de lluvia de los nublados días. Ante eso, todos los grandilocuentes motivos de los generales se esfumaban como por ensalmo y quedaba lo que verdaderamente ganaba las batallas, la solidaridad, en definitiva, el amor. Las guerras, los proyectos, se ganan o tienen éxito dependiendo del grado de motivación de los participantes.

El que gana la batalla es el que ha decidido firmemente ganarlaTolstoi

4 comentarios sobre “Motivación, la poción mágica

    1. Hola Miguel, bienvenido al foro!!
      Dices “A mi las que más me gustan son las Biológicas”…Eso es porque una persona de tu experiencia y sabiduría ya le ha dado varias vueltas a la pirámide… No dudes en participar y aportar…Un abrazo!!!

      Me gusta

  1. Muy interesante y muy cierto. Los viejos pilotos de caza virtuales como yo solemos decir: «si te dedicas simplemente a responder a las acciones del contrario, perderás el combate». Tenemos que anteponernos a la adversidad pero no de una forma pasiva, sino activa y actuando antes de que pasen las cosas. Solo entonces existe una mínima garantía de éxito. Saludos.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s