La carta

Pii, piiii…- descuelgo- soy el cartero, una carta para usted- me interpela el interfono. ¿Quién habrá tenido la sensibilidad de escribirme, de plasmar sus sentimientos en un trozo de papel, en esta época de la inmediatez propiciada por el uso del correo electrónico o el whatsapp? Mierda, es el Gobierno Vasco, y por la sonrisa condescendiente de quien me la ha entregado, seguro que es una multa. La abro y sí, me chiva que yo circulaba por la A15 dirección a San Sebastián a 100 Km/h cuando la velocidad máxima en ese tramo está reglada a 80 Km hora. Cien euros me va a costar el desliz, pero como son tan buenos,  si pago rápido y renuncio a recurrir, la sanción se me rebaja a la mitad, ¿cómo dejar pasar semejante oferta? Para colmo, al fijarme en la foto que acompaña la infracción, me percato que es una foto exactamente igual que otra que acompañaba a otra multa que me colgaron hace unos años, por lo que empiezo a dudar si soy un peligroso delincuente reincidente, o simplemente es un sitio donde lo difícil es pasar sin que te lleves un maravilloso recuerdo.

Preocupado por si me estoy convirtiendo en un peligro para la seguridad vial pregunto a nuestro amigo Google “radares con mas multas en el País Vasco” y diligentemente me responde con la noticia titulada “El radar de la A-15 en Villabona es el que más multa de Euskadi”en el que se observa una foto que coincide completamente con las enviadas a mi domicilio:

https://www.diariovasco.com/gipuzkoa/radar-villabona-multa-20180723235840-ntvo.html

La función de las multas deberían de ser el evitar situaciones de riesgo y pienso que limitar la velocidad de una autovía a 80 km/h no responde a su finalidad. El hecho de que sea el punto en el cual recae casi el 20% de todas las sanciones del País vasco sin sufrir un especial índice de accidentes, es prueba más que suficiente del alto nivel de exigencia en ese punto, que no parece obedecer más que a un simple deseo recaudatorio.

Por todo lo expuesto, espero que algún valiente enmascarado seguidor  de Guy Fawkes armado con una justiciera motosierra, como acto de defensa del pueblo ante las tropelías cometidas por las instituciones, haga caer al suelo a semejante artilugio del demonio.

guy fawkes

2 comentarios sobre “La carta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s