Julian Assange ha sido detenido

Si, después de  casi siete años recluido en la embajada de Ecuador (anteriormente había estado un año custodiado por  Inglaterra), ha sido entregado a las autoridades. Ahora se tendrá que enfrentar a varias peticiones de extradición así como seguramente a más años de encierro, que disuadirá a cualquier mortal de seguir su ejemplo.

Pero, ¿qué execrable crimen ha cometido dicho personaje, para que haya tenido que estar confinado tantos años huyendo de varios países por estar en busca y captura? ¿Habrá sido el inspirador intelectual de la caída de las torres gemelas? ¿Estará a cargo de algún arsenal termonuclear que pueda sembrar el terror en occidente? No, simplemente ejerció de periodista.

Assange es un programador y periodista que fundó una página web llamada wikileaks. Esta página fue usada  para dar a conocer información considerada comprometida por varios países,  ya que estos aducían que la propagación de estas revelaciones  atentaba contra su seguridad nacional. El caso más sonado fue cuando en 2010,  Wikileaks publicó unas controvertidas imágenes que habían ocurrido en la guerra de Irak en 2007, en las cuales un helicóptero estadounidense disparaba contra una furgoneta con civiles causando un total de 12 muertos.

Me gustaría llamar la atención de varias circunstancias que han acompañado la detención, que harán las delicias de cualquier suspicaz aficionado a las teorías “conspiranoides” sobre manipulación mediática.

En primer lugar, la desacreditación del personaje. Con su detención se ha puesto el acento en su aspecto desaliñado, su falta de higiene “que hacía incluso insoportable la convivencia con él” y los onerosos gastos que ha causado su estancia en la embajada. En segundo lugar,  la parte más interesada en su detención y que seguramente será la que mas haya influido en ella, opta un perfil bajo (Trump dice que no sabe nada de wikileaks y Assange,  y que no es asunto suyo). Y en tercer lugar,  numerosos medios de comunicación defendiendo la medida. Pongo como ejemplo el editorial de un diario de ámbito provincial titulado “Assange no puede escapar de la justicia” en el cual no tiene empacho cuando dice “el caso wikileaks muestra que la sustracción de datos de titularidad pública o privada no se vuelve lícita por el hecho de que la información sea de interés ciudadano”. Ahora entiendo el porqué algunos periodistas no destaparán nunca un caso Watergate. Añadiría un cuarto marcador, cuando a los pocos días después de su detención, esta noticia ha desaparecido por completo de los medios de comunicación (salvo escasas excepciones)

El periodismo, cuando no es incomodo para el poderoso, deja de ser  periodismo, es otra cosa.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s