Traficantes de ataúdes

Hace unos días aparecía en todos los medios una noticia morbosa que habrá hecho las delicias a todos los amantes de la necrofilia. Una funeraria, presuntamente, se dedicaba a hacer el cambiazo de un ataúd de un determinado valor, por otro de menor coste (incluso se investiga si se prescindió de éste), con la pretensión de revender tan caro ornamento. El cambiazo se realizaba justo en el momento que se iba a consumar la incineración.

https://elpais.com/politica/2019/02/02/actualidad/1549135620_184179.html

Siendo como es, una estafa, me vienen a la cabeza algunas reflexiones que se pueden extraer de tal suceso. Empecemos con el gran escaparate que ha tenido la noticia a nivel nacional. Algo que se debería de haber quedado en el ámbito local ha merecido miles de líneas en todos los medios de comunicación. Esto demuestra la idiosincrasia del ser humano cuando se dice “con los muertos no se juega”, equiparando este hecho a la más vil de las afrentas.

Parémonos a pensar sobre los hechos. Minutos antes de QUEMAR una caja era sustituida por otra. El fin era el mismo para cualquiera de los dos féretros, reducirlos a cenizas. El finado y la familia habrían disfrutado del bien adquirido durante el 99% del tiempo que estaba destinado a existir. Esta consideración pone de manifiesto lo desacerbado del valor de los ataúdes (un tanto por ciento muy alto del valor total de los sepelios) aún si tenemos en cuenta que algunos de ellos van a ser quemados. Nos sentimos incapaces de escatimar en esos momentos en los que el dolor embarga nuestros corazones así  como por todo el bagaje cultural que arrastramos por estos temas.

Por otro lado, por ejercer una comparación quizás odiosa ¿Cuánta menos tinta hace correr cualquier noticia que tengamos sobre estafas o abusos que dejan sumidos en la indigencia a quienes lo sufren?¿Cuantas menos repercusiones tienen los manidos casos de corrupción que condenan a toda una sociedad a vivir por debajo de sus posibilidades, que se traducen en perjudicados con nombre y apellidos (gente que tiene que emigrar en pésimas condiciones por falta de oportunidades, malas condiciones sanitarias o educativas para la población siendo encima generalmente los más débiles económicamente, etc.)?

Quizás a raíz de este mediático caso algún empresario del sector se anime a ofertar el servicio de alquiler de ataúdes…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s