Coleccionismo

Siempre me ha llamado la atención el mundo del coleccionismo. Que mueve a esa cantidad enorme  de personas a gastar ingentes cantidades de tiempo y dinero en la búsqueda de rarezas de un determinado campo (sellos, discos, mecheros…o cualquier otra cosa que puedas imaginar).  Cuando te pasas por alguna feria o stand de coleccionismo, ves gente rebuscando entre la mercancía expuesta rastreando con tanta avidez como si estarían a punto de encontrar un tesoro del calibre de la piedra filosofal. Esta práctica nos puede resultar extraña para los legos en la materia, pero si observas detenidamente puedes percibir  el brillo en la mirada de quien está efectuando la exploración,  así como al ademan de júbilo cuando encuentra algo inesperado que justifica el tiempo empleado.

La gente que es unida por esos intereses comunes son camaradas en el arduo camino de la consecución de sus objetivos. Crean un clan sin pretenderlo, comparten información y mantienen sugestivas conversaciones sobre el año que salió a la venta un determinado disco o el defecto que tenía esa extraña estampita azul, que nadie ha visto pero todo el mundo sabe que existe. Esa búsqueda de la exclusividad que le otorga el tener algo que el resto del grupo con intereses afines no posee, esa envidia no declarada que sienten hacia él por ser el dueño de tan preciado objeto.

¿Y si la explicación fuera más sencilla?  Sencillamente debemos de llenar el tiempo que nos ha sido concedido. Nada hay más agotador que pasar las horas, los minutos,  sin nada que te distraiga, teniendo en mente la ansiedad que te genera el sentir como se escapa el tiempo entre las falanges de tus manos. Por lo que nos buscamos ocupaciones, hobbies que nos ayuden a hacer más liviano el paso del tiempo. Ya no es lo  verdaderamente importante el objetivo de la ocupación, la meta del  juego,  sino el recreo que obtienes en la búsqueda  de la consecución de tu tarea. Para un cazador merecedor de ese apelativo, siempre será más importante el disfrute que le genera esa actividad que las capturas que  pueda atar a su cinto.

“Sin distracción no hay alegría, con entretenimiento no hay tristeza” –Blaise Pascal

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s