Intenciones

Estos días nos hemos informado por los medios de comunicación que un hombre tenía intención de asesinar al presidente del gobierno Pedro Sánchez.

https://www.elmundo.es/cataluna/2018/11/08/5be3eec1e2704edc658b460d.html

Fue detenido hace dos meses y desde entonces está recluido en prisión “acusado de homicidio con agravante de autoridad, conspiración para atentar contra autoridad con uso de arma, amenazas graves, tenencia ilícita de armas y un delito de odio”. Este sujeto enunció sus intenciones en un chat de whatsup privado, y una usuaria de ese mismo grupo le denunció ante la autoridad. La policía al efectuar el registro de su casa encontró un verdadero arsenal de armas de fuego de todos los tipos y calibres. En el chat había declarado que lo iba a hacer por la decisión del gobierno de exhumar a Franco del Valle de los Caídos y que pedía en el foro si alguien podía conseguir, ya que él no era muy ducho en el manejo de internet, la agenda de actos del presidente. Hasta aquí los hechos.

Desde el desconocimiento que tengo de las leyes, pero aplicando la primera ley por la que deberían de regirse estas, el sentido común,  yo me pregunto:

¿Es suficiente el decir que vas a cometer una determinada fechoría, para que te acusen de tener una clara intencionalidad para la ejecución de un delito?

El hecho de tener armas (que ya es un delito si no tienes las licencias pertinentes), ¿significa que las vayas a emplear en cometer un determinado crimen?

¿Cuánto de desarrollado debe de estar un plan para la ejecución de un magnicidio, para que se considere una intención inequívoca en su consecución?

¿Cómo diferenciar un asesino en potencia de un “boca chancla” que llena las redes de idioteces? Por otro lado, si en lugar de decir que iba a atentar contra Sánchez hubiera dicho que iba a atentar contra Trump ¿se hubiera actuado de la misma manera o hubiera parecido esa información más propia de un lunático?

¿Cómo distinguir entre un peligroso terrorista internacional de un atolondrado adolescente lleno de testosterona profiriendo exabruptos por internet? ¿Merecen los dos la misma pena?

Muchas preguntas, pero puede ser un ejercicio interesante el reflexionar un poco sobre ellas (y hacernos muchas mas), para cuestionarse la deriva que está tomando el asunto sobre las consecuencias que pueden derivarse de el uso de las redes.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s