Trabajo

Hemos convertido el trabajo en una mera ocupación para conseguir dinero. Bueno,  siempre ha sido así, pero ahora ya no es importante la ocupación en sí, sino el salario recibido. Ya no importa como lo consigas, es más, si lo consigues esforzándote y bregando eres un pringado. Siendo encima como es, que puedes ganar tanto o más dinero  con ocupaciones de tinte poco legal o ético (traficando, estafando a otro o al estado, apostando…). Antes, este tipo de actitudes tenía su reprobación a nivel de sociedad y el buen trabajador tenía su reconocimiento por empresas, vecinos y sociedad como creador de riqueza que hace mantener el estado del bienestar con su esfuerzo.

Todavía recuerdo cuando íbamos a recoger la cosecha de tomates en cajas. Este era un arduo trabajo que hacíamos a mano y a la persona que mas cajas de tomates cogía era admirada por los compañeros de faena por su pundonor y buen hacer, y este podía decir con orgullo que había cumplido con honradez. Esta praxis recuerda a una especie de estajanovismo (Stajanov fue un minero ruso ensalzado a la categoría de héroe por la propaganda del comunismo ruso por su alta productividad). Estos premios buscaban dignificar el trabajo ya que este redundaba en beneficio de la sociedad, y aumentar la productividad del sistema. Ciertamente que estas actitudes reventaron a algún que otro noble “Boxer” en beneficio de algún ladino “Napoleón” («Rebelión en la granja- Orwell«)

Por contra, el capitalismo tiene en alta estima el dinero que consigas sin importar como lo hagas. De ahí la admiración que despierta en el vulgo cualquier persona con poder o patrimonio, sin fijarse en como lo haya conseguido. Pero esto nos lleva a una sociedad sin ética, con una alta tolerancia por la corrupción, una sociedad en la cual cuando hay que hacer un trabajo duro y penoso, todo el mundo se mira entre si y se corre a contratar a la persona que mas necesidad tenga para pagarle cuanto menos dinero mejor. Es lo único que recibirá.

2 comentarios sobre “Trabajo

  1. Totalmente de acuerdo, el trabajo también forma parte de nuestras vidas y deberíamos dar la importancia que requiere al hecho en sí mismo de trabajar, pero últimamente hay mucha tendencia a valorar el trabajo en la medida que nos da dinero y tiempo libre exclusivamente. Me parece un error que nos hace más infelices.

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s