Panóptico

El concepto de panóptico siempre me ha fascinado. En el siglo XVIII, Bentham, un filósofo inglés, ideó un nuevo sistema penitenciario para solventar toda la problemática de ese mundo de la época (costes, hacinamiento, reinserción,…). Esto afectó a muchas facetas que afectaban a este campo (el aseo, el trabajo, castigos…) pero quizás la más conocida sea el aspecto arquitectónico, por lo innovador y lo revolucionario en su planteamiento.

Se trataba de hacer un tipo de cárcel, una construcción en la cual los presos no pudieran ver a los vigilantes, de manera que no supieran si eran vigilados o no. Esta práctica hacía que siempre se sintieran vigilados, y esta percepción hacía mejorar ostensiblemente su comportamiento, afectando positivamente a su reinserción. Este tipo de usos también afectaban a la reducción de costes,  por la eliminación de guardias,  y  también llegaron a afectar a estos mismos ya que estos también se sentían vigilados por un estamento superior, disminuyendo los abusos cometidos por los vigilantes. Numerosas cárceles se construyeron bajo estas premisas (La modelo de Madrid y Barcelona, el correccional de Oviedo o Badajoz en España, así como numerosas cárceles alrededor del mundo).

Este es el origen. Luego este concepto ha sido analizado por otros filósofos como Michael Foucoult (vigilar y castigar) o Zigmunt Bauman (vigilancia liquida).

¿A qué cotas podrá llegar la vigilancia con los nuevos avances tecnológicos (cámaras con reconocimiento facial, Inteligencia Artificial,…) y como transformará nuestro comportamiento el sentirnos vigilados?

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s