Ética versus religión

“¿No es de ética hacer el bien, aún siendo malo, y de la religión el ser bueno aún haciendo mal?” .

Con esta lapidaria frase me encontré de bruces leyendo “Del sentimiento trágico de la vida” de Unamuno. Pocas frases encierran en tan pocas palabras toda la retórica que podríamos emplear para trabajar la cuestión referida en el título. Pues, aquí se contraponen dos verbos que a veces tienden a confundirse como son el ser y el hacer.

¿El derecho a ser no debería ser determinado por la acción, por el hacer en suma? No ocurre así con la religión jerarquizada,  la cual ofrece carnets de bueno pagando un modesto precio (obediencia, seguimiento,..) y encima es capaz de anatemizar conductas y personas intachables simplemente porque estas no quieren ser contadas en el rebaño.

Abogando por la acción…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s